Reseña || «Un vestido para los malditos» de Autumn Krause





La traición nunca estuvo tan a la moda. En esta competición no existen las lealtades. Y solo la más astuta llegará a la cima. En el tranquilo pueblo de Shy en Avon-upon-Kynt, nunca sucede nada extraordinario. Y durante dieciocho años, Emmaline Watkins temió que el futuro le deparara precisamente eso: nada. Los únicos momentos en los que se siente realizada es cuando puede diseñar y soñar con los vestidos más bonitos, en un trozo de papel. Pero un día sucede lo impensado: la directora de la prestigiosa Casa de la Moda anuncia un concurso de diseño para chicas que viven fuera de la capital. Y es entonces cuando Emmy, por primera vez en su vida, ve la posibilidad de hacer realidad su sueño de convertirse en una diseñadora de moda reconocida. Ahora está destinada a ser la primera «chica de campo» en competir en la Casa de la Moda, pero no imagina todos los obstáculos que se interpondrán en su camino si intenta convertirse en la mejor diseñadora. Mientras descubre la cara oculta de la Casa de la Moda, comienza a preguntarse si podrá adaptarse a las reglas de este mundo oscuro y corrupto. Y si lo logra, ¿cuál será el precio? Un vestido para los malditos es la novela perfecta para quienes disfrutaron de La selección de Kiera Cass, y para los apasionados del mundo de la moda y de las novelas en las que nadie es lo que parece.

 


¡Hola, lectores! Espero que estén muy bien. En esta ocasión, les platicaré de Un vestido para los malditos, novela debut de la autora Autumn Krause. En este mundo nos encontramos con una competencia de diseñadoras de moda en una sociedad casi victoriana. En esa competencia le llega la oportunidad a Emmaline Watkins, una chica de las afueras, quien está decidida a ganar la competencia y salir adelante en medio de las traiciones y los embauques de sus compañeras. Sin embargo, nada se le presentará de un modo fácil: la jefa de la Casa de la Moda será la más implacable y exigente, y si a eso le añadimos un circo mediático alrededor de ella tras ser incluida en la competencia, todo apunta a la catástrofe…

            Un vestido para los malditos me sorprendió en primera instancia por lo novedoso del mundo. Nunca había leído un libro donde se incluyera una competencia descarnada de moda y abundaran todos los detalles de este peculiar concepto. La prosa de la autora me pareció acertada en ese sentido: muy dedicada a darle esas pinceladas a sus atmósferas y a cómo la protagonista se enfrentaba a los desafíos. Me pareció una prosa demasiado vívida, cargada de esas imágenes de confección, estilo y moda. Además, la inserción en un entorno medio victoriano le dio un impulso a la trama.

            En cuanto a la protagonista, Emmaline me pareció una protagonista decidida y fuerte, con un poderoso mensaje para el lector. Me encantó hallar en ella esa chispa que tienen los personajes icónicos capaces de iniciar un cambio en sus alrededores. ¡No puedo esperar a leer qué sucede con ella en la continuación (y con su amado, porque su interacción también me gustó muchísimo)!

            Sobre las traiciones y los giros de trama, se comprende que las revelaciones exploten al final. Esperaba un poco más de ellas, un poco más de peligro y garra por parte de sus enemigas en las partes del medio del libro, pero igual no fue un hecho que me disgustara del todo porque hacia el final se atan todos los cabos.

            En conclusión, Un vestido para los malditos es un debut que me ha gustado muchísimo. El concepto de la novela está muy bien trabajado, así como el ambiente donde nuestra protagonista demostrará que será capaz de todo para ganar. Asimismo, Emmaline es un personaje con mucha garra que se irá sobreponiendo a sus vicisitudes e iniciará un cambio trascendental en su mundo. Si les gusta leer sobre moda, protagonistas fuertes y libros sobre competencias, esta novela les agradará.

            ¡Mil gracias por leer!

0 Comments

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!