Reseña || «Siempre demasiado y nunca suficiente» de Mary L. Trump








Mary L. Trump, psicóloga clínica e hija del hermano mayor del presidente de Estados Unidos, firma estas memorias en las que expone la oscura historia de su familia para explicar cómo su tío se convirtió en el hombre que ahora amenaza la salud, el tejido social y la seguridad económica mundial.

Siempre demasiado y nunca suficiente. Cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo describe los traumas, las relaciones destructivas y cómo la trágica combinación de abandono y abusos forjaron al hombre que hoy ocupa el Despacho Oval. Además, explica sin tapujos la extraña y nociva relación entre Fred Trump y sus dos hijos mayores, Fred Jr. y Donald.

 

Como testigo de primera mano de innumerables comidas e interacciones familiares, Mary aporta un ingenio incisivo y un humor inesperado a los a veces sombríos y a menudo frustrantes eventos familiares. En las casi trescientas páginas del libro, Mary narra todo con detalle, desde la posición central de su tío Donald en la familia hasta las frecuentes lesiones y enfermedades de su abuela, o la terrible manera en la que Donald, el hijo predilecto de Fred Trump, lo menospreció cuando empezaba a sucumbir al Alzheimer.

 


¡Hola, lectores! Bienvenidos a una reseña más en mi blog. En esta ocasión les reseñaré un libro de no ficción que llevaba esperando desde que suscitó gran polémica por su contenido y su impacto en ese entonces (una bomba antes de las elecciones que hasta el día de hoy tienen eco). Al leer que Mary L. Trump está doctorada en Psicología Clínica, mi interés se disparó aún más; quería saber cómo abordaba el enfoque psicológico sobre uno de los gobernantes más polémicos, enfermos y desequilibrados de la historia.

            Pues bien, sobre ese punto, la autora lo aborda de manera directa, sin tapujos, pero no lo desarrolló de manera exhaustiva desde el enfoque científico, sino a través de anécdotas, lo cual me resultó más asimilable. Si les gusta el drama, esto les va a interesar: Mary L. Trump plasma varias escenas familiares que dan cuenta sobre la personalidad trastornada de su tío —y de los demás miembros de su familia—: enfermedades, humillaciones, fraudes y violencia psicológica se despliegan con total realismo en cada una de sus páginas. De esta manera, la autora nos comunica a través de sus comportamientos cómo se fue perfilando hasta ser uno de los hombres más peligrosos del mundo, como expresa a continuación el siguiente párrafo: 

«El ego de Donald ha sido, y es, una barrera frágil e inadecuada entre él y el mundo real, que, gracias al dinero y el poder de su padre, nunca tuvo que negociar por sí mismo. Donald siempre ha necesitado perpetuar la ficción que empezó mi abuelo de que es fuerte, inteligente y, por lo demás, extraordinario, porque enfrentarse a la verdad —que no es ninguna de esas cosas— es demasiado aterrador para que él lo contemple. Donald, siguiendo el ejemplo de mi abuelo y con la complicidad, el silencio y la inacción de sus hermanos, destruyó a mi padre. No puedo dejar que destruya a mi país.»

            Siempre demasiado y nunca suficiente es, por lo tanto, un libro de memorias que trae a colación episodios dramáticos de la familia Trump y de sus crisis en cuanto a negocios, salud y relaciones con una perspectiva psicológica ligera, fácil de entender por la cantidad de anécdotas que ejemplifican los comportamientos del sujeto en cuestión.

             Sobre el impacto, creo que el libro es claro: alertar sobre cómo Donald siempre ha defendido y defenderá su figura narcisista de acaparador e invencible mientras se indaga sobre los comportamientos familiares que perfilaron esa naturaleza. Recomendado si gustan de historias de familias con algo de drama, negocios y política.     

You Might Also Like

0 comentarios

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!