Reseña || «El circo de la noche» de Erin Morgenstern


 


Dos magos enfrentados por el destino compiten en un desafío mortal en El circo de la noche, el hipnótico best seller que ha capturado la imaginación del mundo entero.

El circo llega sin avisar. No viene precedido de ningún anuncio. De pronto está allí, donde hasta el día anterior no había nada. Dentro de las carpas de rayas blancas y negras, se suceden eventos únicos y deslumbrantes. Se llama Le Cirque des Rêves, el circo de los sueños, y solo abre por las noches.

Pero, tras bambalinas, se desarrolla una feroz rivalidad: un duelo entre dos jóvenes magos, Celia y Marco, que han sido entrenados desde pequeños por sus instructores con este fin. Aunque no lo saben, este es un juego en el que solo uno puede sobrevivir. A pesar de los enormes riesgos, Celia y Marco pronto se enamoran y desencadenan una serie de temibles consecuencias, que, con su efecto dominó, dejan las vidas de todos los integrantes del circo, desde los artistas hasta sus dueños, pendiendo de un hilo.

 

¡Hola, lectores! Bienvenidos a una reseña más de este blog. En esta ocasión, les platicaré de una de mis lecturas más emblemáticas del año pasado: El circo de la noche. Para ser preciso, esta novela la leí en diciembre (cerré el año con broche de oro) y no pudo ser más evocadora y perfecta para la época —aunque estoy seguro de que para cualquier temporada del año es asombrosa.

            La historia inicia con descripciones hermosas sobre los inicios de lo que años después sería Le Cirque des Rêves, y de lo que años después serían Celia y Marco. Amé sobremanera que la autora tuviera el detalle de narrar sus orígenes, cómo pieza por pieza se iría constituyendo este magnífico espacio de ensueño, así como sus protagonistas. En cuanto a estos últimos, puedo decir que capturaron mi atención desde el primer instante. ¿Cómo llegaron a ser las piezas clave de ese enfrentamiento tan colosal? Esas y más preguntas se van desenvolviendo en escenarios espectrales y mágicos tanto evocados como reales (con decir que se incluye hasta a Praga, pues este circo es internacional-evanescente-ambulante).

            En cuanto a la prosa, considero que es el mayor fuerte de este libro. La prosa de Erin es alucinante de inicio a final, con una especial atención a los detalles y una habilidad sensorial para envolverte de lleno con todo lo que describe. Es una delicia en su totalidad; es de esas plumas con las que sabes desde la primera línea que la autora tiene un encanto especial para contar historias y adornarlas. De ahí que el circo sea todo un espectáculo que te entra por los sentidos por cada uno de sus detalles y por su imaginería.

            En lo relativo a la acción, puede que se haya sentido en algunas partes que era más lo descrito que los acontecimientos, pero esa parte no me molestó en absoluto; Erin Morgenstern se tomó su tiempo para articular cada engranaje que le daba movimiento a la novela, desembocando en un final épico, conmovedor y magnífico.

            Asimismo, El circo de la noche también posee la virtud de que todos sus personajes juegan un papel clave en la trama. Cada uno aporta con sus historias, aspiraciones y anhelos a la vida del circo y a su destino, de tal modo que te mantienes a la expectativa de sus próximos movimientos porque cualquier paso en falso podría cambiar para siempre las circunstancias de sus habitantes.

           

En conclusión, El circo de la noche es una historia magistral sobre un circo hipnotizante, sobre un duelo de proporciones desgarradoras entre dos magos y sobre la supervivencia. Con un estilo lleno de matices, Erin Morgenstern entreteje un espectáculo sensorial lleno de pasión y arte que te sublimará hasta la última página.

               

You Might Also Like

1 comentarios

  1. Me alegro de que te haya gustado tanto. Lo tengo pendiente desde hace mil y, aunque tenía mis recelos por lo del lenguaje poético y las descripciones, hace poco Viry me convenció totalmente.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!