Reseña || «El barquero de almas» de Claire McFall



SINOPSIS 

Dylan ha escapado ilesa de un horrible accidente ferroviario. 

Pero, en realidad, no es así. 

El paisaje sombrío que la rodea no es Escocia. Es un páramo donde merodean espectros en busca de almas humanas. 

Y el extraño que está esperándola no es un chico común y corriente. Tristan es un barquero, cuya tarea consiste en transportar su alma al más allá, un viaje que ya ha hecho miles de veces. 

Pero esta vez hay algo diferente. 

Indecisa entre el amor y el destino, Dylan comprende que no puede separarse de Tristan, pero tampoco puede quedarse con él. Tarde o temprano, inevitablemente, los espectros capturarían su alma y ella se perdería para siempre. 

¿Podrá el verdadero amor vencer los límites de la muerte? 


El barquero de almas es una historia que nos hace pensar, un relato verdaderamente original de un amor que se niega a dejarse limitar por la muerte. 


OPINIÓN 


¡Hola, lectores! Bienvenidos a una reseña más de este blog. En esta ocasión les platicaré sobre El barquero de almas, un libro cuya portada captó mi atención en cuanto la vi. Esta novela juvenil relata la vida de Dylan, quien muere en un accidente de tren y en el más allá se encuentra con un misterioso chico que será su barquero, es decir, la entidad encargada de llevar su alma a su destino eterno. En ese páramo, por mientras, juntos tendrán que evadir los peligros de los espectros sedientos de espíritus mientras se va desenvolviendo un romance imposible. 


Lo que me gustó, en primer lugar, fue la agilidad de la narración que posee la autora. Es un libro que inmediatamente transporta a lecturas de nuestra juventud y que es ideal para salir de algún bloqueo lector. No hubo ningún episodio que me pareciera denso o pesado, al revés; siempre quería saber qué pasaría con esta atípica pareja. Asimismo, me gustó la narración, ya que no es en primera persona, sino en tercera, y de esta forma podemos saber qué pasa con los diferentes personajes en esta ambientación tan sombría. 

Ya que les hablo de la ambientación, también fue un aspecto interesante encontrarlo en un formato juvenil, aunque sí me quedó a deber un poco, teniendo en cuenta la vastedad que pudo haberse explorado. En cambio, aquí sentí que se quedó a medias. Vaya, no esperaba una segunda Divina comedia, pero sí sentí un poco pobres los elementos de este peculiar espacio. Fuera de eso, cumplió su cometido con sus reminiscencias a mitos clásicos resultando, a la vez, una historia refrescante para este público. 

Respecto al desarrollo del romance, lo sentí precipitado al inicio pero redentor al final. Dylan, la protagonista, me exasperó en más de una ocasión con su predilección a Tristan, a quien acababa de conocer. Y más cuando le preguntaron si no prefería ver a algún familiar muerto y ella respondió que lo prefería a él. Creo que el ingrediente de misterio sobre cómo iban a vencer a la muerte para estar juntos fue el salvador de todo el libro. El final me dejó con muchas ganas de conocer qué iba a pasar con ellos. 

Por otro lado, me encantó la historia personal de Tristan. La forma en que la autora lo mitifica, le da ese conflicto tan fuerte y se convierte en esa persona del final me pareció un gran acierto. 

En conclusión, El barquero de almas me dio la impresión de que se había quedado en ese boom de libros juveniles del 2013 debido a sus tópicos, pero me entretuvo hasta el final y me quedaron muchísimas ganas de saber su continuación. Asimismo, la ambientación no la había encontrado en ningún otro libro de este tipo, lo cual lo hace muy recomendable si quieres leer algo diferente y misterioso. 



You Might Also Like

1 comentarios

  1. Aunque el tema me llama, me echa para atrás que se quede un poco a medias y el tono juvenil. La portada es preciosa, pero me da que no es para mí.

    un saludo y gracias por la reseña^^

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!