Reseña: «Cuando reescribamos la historia» de Belén Martínez.







¡Hola, lectores! Bienvenidos a una nueva reseña de este blog. Cuando reescribamos la historia es la segunda novela de la ganadora del Primer Premio Puck, así que lo comencé con muchas expectativas y, desde una vez, les digo que las ha cumplido todas. ¡Me gustó incluso más que Una sonata de verano (y eso que esta obra también me llegó al corazón)! Agradezco montones a la editorial por el ejemplar.

Primero que todo, les cuento que la historia gira en torno a una premonición de Julen, nuestro narrador, quien tiene un sueño muy real que le advierte sobre un giro catastrófico que ocurrirá pronto y que tiene que ver con su mejor amigo de la infancia, con el secreto que lo cambió todo y con una vida de por medio. A partir de ese presagio, nuestro protagonista tratará de volver a acercarse a Ibai (pues su amistad se distanció años atrás) y de cambiar el terrible destino que le espera. La manera de hilar este toque de realismo mágico con la cotidianidad de los personajes es un punto muy bien logrado: Belén transmite la desesperación, la angustia y los lazos rotos de los personajes con suma verosimilitud.


Asimismo, otro punto que me gustó de la novela fue el tema de los coming out (hay una pareja lésbica y también representación gay), del acoso y de la asertividad en cuanto a las instituciones educativas, porque gran parte de la historia transcurre en el colegio y la autora visibiliza muy bien las problemáticas que tiene la juventud en esas cuestiones. Hay mucho tacto al respecto, y eso se agradece, pues siempre he creído que cada quien debe tener su momento, sin intervención de alguien más. De igual manera, hay un fragmento donde los personajes llegan a alzar la voz para defender su amor y eso me resultó icónico, ya que en mi municipio hay colegios que se han visto en problemas tratando estos temas sin la educación debida (aunque suene contradictorio).


Aunado a lo anterior, también amé esta novela porque las palabras y los personajes de Belén Martínez arrojan luz sobre las sombras. Con un mensaje poderoso, esta novela nos hace saber que podemos cambiar el curso de nuestras circunstancias y tomar la narrativa de nuestras cicatrices. Hay dolor, sí, pero hay esperanza cuando la historia se descubre y sale a relucir la oscuridad.



En conclusión, me encantó este libro. Amé a Julen, a Ibai y a Oliver. Amé cómo superaban a su tiempo sus terrores y se construían. La tensión de si pasaría al final ese presagio me mantuvo al cien por ciento pegado a sus páginas, disfrutando de cada oración. Belén Martínez ha hecho magia con esta novela tan necesaria. ¡La recomiendo bastante!






You Might Also Like

0 comentarios

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!