• Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Instagram
  • Youtube

Reseña Los asesinos del emperador || Santiago Posteguillo













  • Editorial: Planeta
  • Año: 2011
  • Encuadernación: Tapa blanda con solapas. 
  • Páginas 1180



18 de septiembre del año 96 d. C. Un plan perfecto. Un día diseñado para escribir la Historia, pero cuando todo sale mal la Historia ya no se escribe… se improvisa: una guerra civil, las fieras del Coliseo, la guardia pretoriana, traiciones, envenenamientos, delatores y poetas, combates en la arena, ejecuciones sumarísimas, el último discípulo de Cristo, el ascenso y caída de una dinastía imperial, locura y esperanza, la erupción de Vesubio, un puñado de gladiadores, la amistad inquebrantable, Marco Ulpio Trajano, el mito de las amazonas, una gladiadora, nueve emperadores, treinta y cinco años de la historia de Roma. 18 de septiembre del 96 d. C. Un grupo de gladiadores dispuestos a todo avanza por las alcantarillas de Roma. Nada ni nadie puede detenerlos. Ni siquiera la Historia. Trajano, primer emperador hispano de la historia, es conocido sobre todo por conducir al imperio romano a su máxima extensión. Lo que no se suele conocer tanto es su heroicidad más valiosa: la capacidad de Trajano para sobrevivir al reinado de Tito Flavio Domiciano, un emperador débil y paranoico dispuesto siempre a condenar a muerte a cualquiera que destacara en el ejército o en la política. Pero, ¿qué ocurrió para que Roma aceptara por emperador a alguien no nacido en Roma misma, sino a alguien proveniente de las lejanas y agrestes tierras de Hispania? Modificar el curso de la historia es prácticamente imposible. Sólo unos pocos se atreven a intentarlo y sólo uno entre millones, siempre de forma inesperada para todos, es capaz de conseguirlo. Bienvenidos al mundo de Marco Ulpio Trajano.

¡Hola, Mestizos! ¿Cómo están? Espero que muy bien. En esta entrada les platicaré de un libro que me mantuvo absorbido y cautivado estos últimos días con sus 1200 páginas. Estoy hablando de Los asesinos del emperador de Santiago Posteguillo. Este libro es el primero de una trilogía sobre algunos emperadores del Imperio Romano. En este primer tomo se narran los acontecimientos de emperadores como Domiciano, Tito Flavio, Vespasiano, Nerva y, por supuesto, Trajano, entre los años 63 y 99 d.C.

        
Esta novela  histórica se divide en ocho libros, en los cuales se narra especialmente un suceso principal, como por ejemplo, la conquista de Jerusalén por parte de los romanos, las luchas que se daban en el anfiteatro, la conjura contra Domiciano, etc.
        
Primero, ¿qué fue lo que más me cautivó de esta gran novela? Sin duda alguna fue la ambientación. Santiago Posteguillo retrata de manera magistral la Roma de los Césares con todas sus problemáticas, su geografía, ideología y estratificación. La documentación que llevó a cabo para plasmar cada detalle con exactitud lo hace merecedor de mi admiración y se ganó las cinco estrellas sólo con eso.  Me resultó sorprendente cómo me vi transportado a cada espacio descrito y cómo imaginaba todo lo narrado por este genio; desde las indumentarias de los gladiadores hasta los escenarios de las batallas.
          
         Sobre éstas últimas, cuando Posteguillo describía cada movimiento de las tropas no podía mas que pensar en estas dos cosas:

a)     Que las había presenciado.
b)    O que era un brujo que podía ver el pasado.

Simplemente me quedé atónito tras terminar de leer los episodios de la toma de Jerusalén. ¡QUÉ MANERA DE PLASMAR CADA ESCENARIO! Al leer esta batalla las páginas se convirtieron en una pantalla que me mostraba todo. Y así pasó con otros episodios.
A pesar de que no me convenció la prosa del escritor en las primeras páginas (se me hacía muy forzada-o quizá yo no cogía el ritmo-), ya después me conquistó con su gran habilidad. Su prosa me pareció electrizante…Aquí Posteguillo sin duda alguna escribió entregándolo todo. Me recuerda a este fragmento de su libro “La sangre de los libros”:

La buena literatura de verdad, la que nos hace palpitar, la que nos emociona y nos transporta a otros mundos, la que nos parece más real que la realidad misma es la que está escrita, palabra a palabra, verso a verso, página a página, con sangre en las sienes, en las manos y en el alma.

Se notó en cada página que Los asesinos del emperador estaba escrito con sangre en las sienes, en las manos y en el alma, sin lugar a dudas.

Otro punto que me encantó fue que cada personaje y cada diálogo lo sentí real. La recreación de sus acciones-excelentemente cimentadas-correspondían con su carácter. No quedé indiferente con ningún personaje por muy principal o secundario que fuera. Y eso que tiene muchísimos personajes. Yo, que soy muy olvidadizo, apuesto a que no se me olvidará lo que hizo cada uno de ellos. ¿Por qué? Porque sus acciones fueron épicas, notables. Posteguillo plasmó a la perfección sus personalidades.

Por último, sentí que en ningún momento la historia se volvía pesada. A pesar de la cantidad de sucesos, la manera de narrar hace interesante los más nimios acontecimientos y te mantiene en vilo. Fue una lectura absorbente, entretenida y electrizante.  Si le temes por la cantidad de páginas, debo decirte que éstas se van volando…En pocas horas llevaba leídas 500 páginas ¡y en ningún momento sentí que había pasado tanto. 
En conclusión, Los asesinos del emperador, se ha convertido en una de mis lecturas favoritas de este año. Con una ambientación magistral, personajes realistas en todas sus aristas, una narración trepidante y un paseo por los hechos más espectaculares de la historia del Imperio Romano, la novela de Posteguillo se convierte en un trascendente y cautivante relato para los lectores de todas las generaciones.
Espero que les haya gustado la reseña y que le den una oportunidad. No se van a arrepentir.
Nos leemos pronto. ¡Saludos con Hermes!

Nota: Este libro posee un apéndice muy útil con un glosario de términos romanos y dacios, con mapas y algunas ilustraciones. Además, cada expresión y cada fragmento en latín vienen con traducción. Esto le da un plus ya que lo que más me saca de quicio de muchas novelas es que no tengan traducciones de frases en otro idioma y además te ayuda a adentrarte más en la historia. ¡Los asesinos del emperador lo tiene todo!








4 comentarios:

  1. Hola! me encantan las novelas históricas porque te entretienen bastante con el trama y aparte aprendes mucho sobre las cosas, es un libro bastante gordito D: pero sin duda por lo que veo si conviene leerlo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Fabián! Vaya, cuanto te ha gustado esta lectura :D Es genial que el autor haya sabido plasmar tan bien las cosas como para que casi sientas que lo estas viendo. La verdad es que el libro no me atrae ahora mismo, tal vez en otro momento.
    Ya leí tu libro y lo reseñé, por favor no te tomes a mal los puntos negativos que señalé. Creo que escribes de una manera maravillosa y, a pesar de que dices que no conoces el amor y que no era algo que te atrajera, tu parte romántica del libro me ha sorprendido. El problema que yo le vi, fue que me faltó algo en la base de la historia de Leire y Adam y eso no me hizo llegar a conectar al 100% con las cartas. En todo caso, creo que tienes mucho talento y que tendrás un muy buen futuro como escritor. ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
  3. Ufff me encantan este tipo de lecturas históricas, sobretodo si son plasmadas con gran exactitud como mencionan... lo malo que ha de ser algo caro, pero en fin trataré de comprarlo
    ý la portada es bellísima

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Pues no me termina de convencer, la verdad.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!

Contact

Get in touch with me


Registro:

Safe Creative #1509120196444

Dirección postal

Pedir a: hijodeletras@gmail.com

Phone number

+(52) 6144995035

Mi otro sitio web

www.hijodeletras.wordpress.mx