Reseña: «La bruja de Near» de Victoria Schwab.











LA BRUJA DE NEAR NO ES MÁS QUE UNA VIEJA HISTORIA QUE SE SUELE CONTAR PARA ASUSTAR A LOS NIÑOS.

SI EL VIENTO TE LLAMA POR LA NOCHE, NO DEBES ESCUCHARLO.

EL VIENTO ESTÁ SOLO Y SIEMPRE BUSCA COMPAÑÍA.

NO HAY EXTRAÑOS EN EL PUEBLO DE NEAR.




Estas son las verdades que Lexi ha escuchado toda su vida. Pero cuando un verdadero extraño —un joven que parece esfumarse como el humo— aparece por la noche cerca de su casa, en el páramo, ella descubre que, al menos uno de esos dichos ya no es cierto.
A la noche siguiente, los niños de Near comienzan a desaparecer de sus camas y el misterioso joven se convierte en el primer sospechoso.
Mientras se intensifica la búsqueda de los niños, lo mismo ocurre con la necesidad de Lexi de saber más acerca de la bruja (que podría ser más que un viejo cuento para dormir), acerca del viento que parece hablar por la noche a través de las paredes y acerca de la historia de este chico sin nombre.
En parte cuento de hadas y en parte historia de amor, la primera novela de Victoria Schwab es completamente original y, sin embargo, dolorosamente familiar: una canción que escuchaste hace mucho tiempo, un susurro llevado por el viento y un sueño.



¡Hola, mestizos! Bienvenidos a una nueva reseña de este blog. En esta ocasión les compartiré mis impresiones de La bruja de Near de la genia e inigualable Victoria Schwab. Esta es su primera historia publicada, y se nota por algunos detalles de ritmo, pero sigue siendo una ingeniosa historia fiel a su estilo. ¡Y lo mejor es que es ideal para leer en estas fechas!


La historia arranca tras los rumores de que están desapareciendo niños en el pueblo de Near. En este pueblo de aura sobrenatural se incrementa la creencia de la leyenda de una bruja y de sus manifestaciones en el páramo, pero los más escépticos culpan de los sucesos a un niño misterioso que aparece de la nada. Pronto, Lexi, la protagonista, deberá averiguar de quién se trata y de lo que tiene que hacer para detener las amenazas que se ciernen sobre el pueblo y su hermana.


Los arroyos del páramo eran su sangre, la hierba era su piel y su sonrisa era amable pero afilada a la vez, como la luna en la negra noche. La Bruja de Near sabía hablarle al mundo en su propio lenguaje, y a veces no podías saber si el sonido que escuchabas debajo de tu puerta era el aullido del viento o la Bruja de Near cantándole a las colinas para hacerlas dormir. Ambas cosas sonaban igual...


Esta novela me cautivó desde las primeras líneas —y eso tiene un poco que ver con la ambientación externa donde la leí: en un pueblo de Culiacán con historias de brujas y un páramo al frente de la casa—. Schwab tiene el don de contarte tramas completamente nuevas, únicas en su estilo. La bruja de Near no es la excepción: tiene su propia cosmovisión, personajes bien construidos y una construcción de atmósfera magistral. Me sentía parte del mundo y de las manifestaciones que ahí ocurrían, pues la pluma de la autora es creíble en todo momento junto con las emociones de los personajes.


Llegado al punto de los personajes, Cole me despertó mucha curiosidad y ternura por partes iguales, así como su relación con Lexi. Además, por si esta historia no fuera lo suficientemente catártica, al final aparece la narración de El niño de ceniza que cuenta su génesis. Y es fabulosa y emocionante de principio a fin. La amé absolutamente.


Retomando La bruja de Near, otro aspecto que me gustó mucho, aparte de la atmósfera y los personajes, fue la resolución del conflicto y la historia detrás del mismo. A pesar de que las historias de brujas puede que estén muy trilladas, el ingenio de la autora se hace notar una vez más y ata cada cabo, sin dejar nada irresoluble.


Como les decía al inicio, les recomiendo mucho este libro, ¡es genial para estas fechas! Victoria Schwab hace gala de su creatividad, habilidad para dar sorpresas y crear una atmósfera atrapante de inicio a fin. Espero que se animen a leer esta original aventura. ¡Saludos con Hermes!


You May Also Like

0 comentarios

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!