Recuerda Aquella Vez #Reseña #hijodeletras






Autor:
ISBN:
978-84-96886-61-2
Sello:
Colección:


¿Y si pudieras borrar de tu mente los recuerdos que te impiden ser feliz? 
El Bronx, Nueva York, en un futuro no muy lejano… Aaron Soto, de dieciséis años, lucha por encontrar la felicidad a pesar de las cicatrices que arrastra, tanto físicas como emocionales: el suicidio de su padre, su propio intento fallido de abandonar este mundo, una vida de necesidades y, para colmo, la inquietante atracción que siente por Thomas, su nuevo y ambiguo amigo… Con lo fácil sería su vida si pudiera borrar las experiencias acaecidas en estos últimos tiempos y empezar de cero junto a su novia, Genevieve, y sus camaradas de siempre… 
Afortunadamente, en el vecindario existe una sede del instituto Leteo, que ofrece la posibilidad de erradicar los recuerdos difíciles con un tratamiento revolucionario. Aaaron está dispuesto a olvidar a cualquier precio, sin saber que la felicidad y la infelicidad son dos caras de la misma moneda… y que el precio del olvido puedes ser demasiado alto. 
Una novela que rompe moldes, con un toque futurista, que nos arrastra por una montaña rusa de sensaciones y preguntas, no todas de fácil respuesta. Una historia original y valiente sobre el olvido que ningún lector podrá olvidar. 




Recuerda aquella vez me hizo recuperar la fe en las novelas juveniles profundas y con buenas propuestas. Más en este mercado donde aflora lo superficial. Adam Silvera demostró que a partir de una idea tan estigmatizada y evadida se pueden explorar múltiples perspectivas desde una óptica joven y empática.
Pues bien, esta novela habla de un joven llamado Aaron que sufre gravemente tras el suicidio de su papá y el intento fallido del suyo. Por si fuera poco, el descubrimiento de su homosexualidad lo llevará a optar a borrar sus recuerdos en una clínica, aunque los efectos secundarios sean irreversibles…
Lo primero que me llamó la atención de Recuerda aquella vez fue la forma en que se mezcla realidad y ficción. La narración de Silvera tiene un realismo espectacular y un eco tan juvenil que hizo que me creyera toda la historia. El ritmo que tiene, además, es muy entretenido y no te hace soltarla.
Otro aspecto que me encantó fue la temática. Es decir, tienes a un personaje que se debate con sus demonios tras la muerte de su padre, el intento fallido de su suicidio y quiere borrar todo el rastro de su esencia, aunque tenga efectos irremediables. Es completamente conmovedor todo lo que pasa y el autor propone el juicio de ¿cómo estamos contribuyendo como sociedad para la aceptación de los jóvenes?
Los recuerdos, la naturaleza misma, el autoestima, la discriminación…, estos y muchos temas más se abordan en esta novela.

Ahora, diré lo que no me terminó de convencer –lo que no le quita el mérito-. Primero, fue que algunas escenas de sexo me resultaron innecesarias e incómodas por el hecho de que las sentí de relleno y sólo por pura calentura. Segundo, que en algunas escenas hubiera esperado más sentimentalismo por parte de los personajes y diálogos más profundos.

Fuera de eso, claro que recomiendo esta novela. El mundo necesita leer este tipo de historias, que pongan en debate temas tan controversiales pero que necesitan ser tratados por el bien de la salud mental y de la sociedad en general.
Espero que les haya agradado mi recomendación / reseña.
Cualquier cosa pueden escribirme a mi correo: hijodeletras@gmail.com
¡Saludos con Hermes!





You May Also Like

1 comentarios

  1. Un libro con una portada que no me llamaba nada en absoluto. Aúna sí, he leído tu reseña con interés y pese a que me has convencido un poco más no me termino de animando por los puntos negativos que le has encontrado.

    un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!