RESEÑA: «Piezas ocultas» de Paula Stokes.





¿Y si decir la verdad pusiera toda tu vida en riesgo? ¿Cuál es el costo de ocultar las piezas más profundas de ti?

Embry Woods tiene secretos: algunos pequeños, sobre su pasado; otros más grandes, sobre su relación con Luke, la estrella del pueblo, y lo que comenzó a sentir por Holden, el exnovio de su mejor amiga. Pero el mayor de sus secretos es sobre lo que pasó en el hotel Sea Cliff. El incendio. El chico sintecho. Todos piensan que Embry también es una heroína, pero están equivocados. Mucho más de lo que podrían imaginar.Embry cree que se llevará el secreto a la tumba hasta que recibe una nota anónima: alguien más sabe la verdad sobre lo que sucedió en el Sea Cliff. Y la nota es solo el comienzo de una serie de mensajes en los que le pide a Embry que haga cosas que no están bien... No hacer esas cosas podría implicar que todos sus seres queridos estén en peligro, pero ¿qué sucede si las hace? Alguien está llevando a cabo un juego perverso con la vida de Embry. Y la última jugada puede ser la muerte. ¿Cuál será la última pieza de este puzle?Paula Stokes nos trae un thriller psicológico sobre las cosas que escondemos y que nos persiguen, y cómo las verdades más difíciles también, a veces, pueden liberarnos.
«Con un argumento bien construido, una atmósfera intrigante y personajes que van evolucionando, Piezas ocultas está cargada de emoción y múltiples misterios. En el momento en que la historia revele sus propias piezas ocultas, notarás que estuvieron frente a ti desde el principio.» Erin Jade Lange, autora de Butter y Rebel, Bully, Greek, Pariah.
«Stokes nos ofrece una novela policial clásica, maravillosamente jugada. Con tintes de la obra de Lois Duncan, Sé lo que hicieron el verano pasado, esta historia tiene la calidad de los momentos OMG que te harán temer por lo que pueda pasar después.» Booklist, Starred Review.


¡Hola, mestizos! Bienvenidos a una reseña más de este blog. Este libro es de uno de los géneros que más me apasiona leer y discutir: el thriller. Paula Stokes es una excelente conocedora del género, indiscutiblemente, porque con Piezas ocultas no pude soltar la lectura en ningún momento: hay muy buenas dosis de acción, tensión y sorpresas que nunca imaginarías venir.
                Comenzando por el argumento, la novela arranca con un incidente: el incendio del hotel Sea Cliff, provocado por Embry y su nuevo novio, Holden. Dicho incidente casi acaba con la vida de un sintecho, el cual es rescatado por ella. Sin embargo, los problemas no acaban ahí: alguien atestiguó el hecho y, por un motivo desconocido, quiere venganza. Embry es extorsionada por el ignoto, los secretos se van revelando y los peligros se incrementan hasta llegar a un final inesperado con vueltas de tuerca bien trabajadas.
                Lo que más me gustó de este thriller es la determinación de la protagonista. A pesar de tener tintes juveniles, su personaje me resultó atrapante por su dinamismo; nunca se queda quieto, sino que busca respuestas por más arriesgado que resulte el panorama. Asimismo, me gustó que la autora mantuviera los secretos para cada personaje, haciendo que siempre esté a la expectativa quién está detrás de la venganza.
                Otro punto a favor es la ambientación —un pueblo en la costa de Oregón—, pues la autora saca provecho de todos los escenarios: el mar, el instituto, el hotel, un restaurante, para crear momentos de tensión donde en ningún instante te sientes seguro de lo que pueda pasar.
                Finalmente, Paula Stokes se lleva los aplausos por la manera en que trata el tema de las piezas que ocultamos y las verdades que nos liberan. Con una prosa fresca y adictiva, Piezas ocultas aguarda peligros, misterios, tensión y revelaciones que te dejarán en shock. ¡Muy recomendado!

You May Also Like

0 comentarios

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!